Una de las joyas gastronómicas de la dieta mediterránea es el jamón ibérico y todos los productos derivados del cerdo ibérico. Uno de los lugares más famosos por el jamón es Jabugo, pequeña localidad de la Sierra de Huelva que aglutina toda la fama del jamón en su comarca. Jabugo es sinónimo de calidad y de jamones ibéricos tradicionales.

Al igual que ocurre en la Sierra de Cádiz con el queso de cabra payoya que ha para el público en general lo denomina «queso payoyo», cuando en realidad esa definición se trata de una marca o nombre de una empresa, y existe el problema por ejemplo de que a los quesos El Bosqueño algunos consumidores le denominan queso payoyo El Bosqueño. Siendo esto un claro error ya que se trataría de quesos de cabra payoya El Bosqueño.

El jamón de Jabugo se trata de una Denominación de Origen Protegida (DOP) y existe el problema de que coloquialmente se le denomina Jamon Jabugo a todo el jamón ibérico producido en la Sierra de Aracena, dando origen a un problema en los consumidores a la hora de elegir un buen producto ibérico.

jamón de jabugo

La Serranía de Jabugo

La Serranía de Jabugo es una fábrica de jamones Cortegana con más de 25 años en la producción de manjares del cerdo ibérico que cuenta con su propio secadero de jamones. Los cerdos ibéricos son criados en su Dehesa y están certificados para la tranquilidad del consumidor.

La paleta Jabugo o Paleta Ibérica Bellota 100% Ibérica es uno de sus productos estrella y más recomendados. Además elabora productos del cerdo ibérico como las carnes ibéricas, embutidos ibéricos como la caña de lomo o el salchichón ibérico.

De todas sus carnes también elaboran platos preparados tradicionales 100% naturales sin conservantes. Se trata de platos de toda la vida ya cocinados y envasados en latas para calentar y disfrutar. Carrillera, solomillo al Pedro Ximénez, Costillitas… Incluso aparecieron en televisión en el programa de Canal Sur 75 minutos presentando sus conservas.